¿Qué me hace falta para tener una tienda online que venda?

tiendas-online

Hoy por hoy, tal y como está el mercado laboral, muchas personas deciden dar un paso adelante y deciden montar su propio negocio basado en, por ejemplo, una tienda online. Aunque esta iniciativa emprendedora se puede aplicar tanto a tiendas virtuales como a proyectos web más diferenciados, muchas veces nos encontramos con un cliente que quiere una web llamativa, elegante, profesional, funcional y a la vez muy económica.

Es decir, quiere una web espectacular a la que no tenga que dedicarle demasiado tiempo para que genere beneficio y en la que no tenga que desembolsar demasiado dinero.

Y es aquí donde aparece el problema de base: Muchas personas creen que en Internet montar un proyecto basado en web puede ser muy barato y muy rentable. Y desgraciadamente, no suele ser así.

Una web, que es a lo que en mayor medida nos dedicamos nosotros en Clave Web es tan solo un medio para poder hacer funcionar tu proyecto. Es la herramienta con la que hacer que los usuarios se conviertan en clientes. Tan simple y tan fundamental como eso. Y esta es la idea que intentamos trasmitir a nuestros clientes: Contar con una buena web es fundamental pero hay otros factores, igual de importantes, que debe tener en cuenta todo aquel que se proponga crear un negocio medianamente serio.

1) A una web hay que dedicarle tiempo. Requiere casi tanto tiempo de gestión como una tienda física. Debes poder responder al teléfono si algún cliente tiene una duda así como poder responder a un email de un usuario en el menor tiempo posible. Debes negociar con tus proveedores para ofrecer un producto que te diferencie de la competencia, por calidad o por precio, pero debes contar con algo que pueda interesar al usuario que accede a tu web.

2) Una web de productos o servicios que no se publicita es una web muerta. Si nadie conoce tu proyecto, si no aparece por ningún sitio, nadie va a poder ver lo que ofreces. Es fundamental, como mínimo, realizar una tarea SEO básica, sobre todo a nivel WPO, que permita que tu web sea interesante para los buscadores. Pero hay que tener en cuenta que el SEO es un campo bastante complejo ya que depende de múltiples factores: de tu competencia, de los criterios o grupos de palabras por los que se debe posicionar tu web, de la velocidad del servidor en el que está alojada.

3) Un plan de marketing, basado en Adwords o en otro tipo de publicidad, que haga que tu web sea visible desde su lanzamiento. Hay que hacer que el usuario llegue, a toda costa. Hay que analizar el comportamiento del usuario en la web para saber si se está haciendo algo mal y confirmar qué es lo que se está haciendo bien.

4) Un plan de negocio. Debes saber qué quieres vender y cómo lo quieres vender. Cómo tratar al usuario que llega a tu web.

En definitiva, un proyecto se basa, además de en una web potente, en una serie de actuaciones extras que son realmente fundamentales, y como ya se sabe, todas esas acciones cuestan dinero. Y ya nos hemos encontrado con varios casos en el que una persona se ha gastado un dinero en una web “barata” y se ha encontrado sin proyecto y sin dinero.

Así es que, tanto si estás pensando en montar un negocio online como si te dedicas al diseño web, te proponemos el siguiente vídeo (en dos partes) en el que se habla de todo esto de la mano de un emprendedor que ha conseguido tener un negocio rentable basado en una tienda web.

Deja un comentario